Estrategias metacognitivas

¿Qué es una estrategia metacognitiva?

estrella, luz, conocimientoSe trata de un conjunto de planes de acción que posibilitan el conocimiento de los procesos mentales (Monereo, 1994, 1995, en Tobón, 2007).

Estos planes de acción también permiten planear, monitorear, vigilar y evaluar el conocimiento de dichos procesos mentales.

La importancia de poseer y desarrollar este tipo de estrategias es que gracias a ellas seremos capaces de transferir, con más eficacia, no sólo los conocimientos, sino los procesos por medio de los cuales logramos alcanzar nuevos conocimientos, y lo que es mejor, encontramos más formas y ocasiones de aplicar dichos saberes. Así, las estrategias metacognitivas permiten "aprender a aprender".

Otra razón de importancia para desarrollar metacognición, es que ésta, aunque se desarrolla por sí misma, podría llegar a hacerlo de manera más o menos tardía y sin método. Es decir, las personas que son concientes de que dentro de ellos se desarrollan procesos de reflexión acerca de sus propias acciones, no necesitan saber que en ellos se está llevando a cabo el proceso de metacognición, pues poseen sus propias estrategias que les permiten avanzar, esperar, evaluar o retroceder cuando hace falta. Pero no todos pueden llegar a alcanzar este nivel de razonamiento interior. O al menos, no lo hacen con método. Así, generar la conciencia y la disciplina del uso de la metacognición puede permitir que personas que carecen de una adecuada dirección en sus acciones, la adquieran a partir de la formulación de habilidades y estrategias metacognitivas.

Las ventajas de desarrollar y aprovechar estrategias metacogntivas son varias, por ejemplo, permiten que nuestra atención se focalice en la información clave de, por ejemplo, un texto. Además, generan vínculos entre la información nueva y la que ya estaba en la memoria, favoreciendo así las sinapsis. Ayudan a organizar la información mediante esquemas mentales y con todo esto, se facilita la transferencia.

 

Pero ¿Qué es una estrategia?

Rumbo al desempeño idóneo a través del uso de estrategias metacognitivas

En Tobón (2007, 165), se describe una estrategia como un plan orientado hacia la consecución y alcance de metas de aprendizaje. Así, se puede decir que una estrategia es un elemento al cual se recurre para determinar la mejor manera de alcanzar un objetivo determinado.
De hecho, al hablar de la palabra estrategia, quizá el primer refrente esté relacionado más bien con maniobras de guerra o planes diseñados para la dirección o ejecución de una batalla. Así, el término ha sido recuperado, precisamente, del ámbito militar. Tobón menciona: "Este concepto fue inicialmente un término militar que hacía referencia a las actividades necesarias para llevar a cabo un plan previo de operaciones belicas".
Establecer una estrategia implica que se conoce, de antemano y de cierta manera, la situación a la que el individuo ha de enfrentarse y por lo tanto, permite suponer cuál será la mejor manera de enfrentarse a dicha situación, conflicto o momento problematizador. Con el tiempo, por supuesto, la palabra estrategia ha pasado a ser un término muy recuperado también en las áreas administrativas y de negocios, incluso, en el ambiente de la Bolsa de Valores.
De esta manera, una estrategia tiene como función el permitir distribuir y organizar los recursos y medios con los que se cuenta de forma tal que sean suficientes y bien aplicados a la situación.

Para saber más:
Lea: Tobón, S, (2007), Formación basada en competencias, Bogotá: Ecoe Ediciones
O visite: http://www.estrategia.com/

caja, luz, conocer¿Cómo contribuyen las estrategias metacognitivas al logro de un desempeño ideal por parte de las personas?

Nunca es del todo posible asegurar que una persona alcanzará un nivel óptimo de aprendizaje, sin embargo, sí se puede decir que, cuando esto ocurre, es porque entraron en juego dos elementos primordiales: las estrategas cognitivas y las metacognitivas. Las estrategias cognitivas son planes de acción orientados a lograr objetivos de conocimiento específico, por ejemplo, "para mañana, deberé aprenderme todas las definiciones de este capítulo". Las estrategias metacognitivas dirían: "para aprender estas definiciones, usaré mapas mentales, que me han funcionado en otras ocasiones similares. Además, sé que puedo aprenderme las definiciones porque las vimos en clase y no me parecieron difíciles".

Cabe aclarar que estos dos tipos de estrategias no son los únicos. También se implican en el proceso de aprendizaje otras más, tales como las estrategias afectivo-motivacionales y las estrategias actuacionales (Tobón, 2007).

Las estrategias que se aplican como parte del proceso de metacognición deben abarcar los siguientes aspectos:


Planeación aplicar estrategias de metacognición para planear, permite que se anticipen el tipo y cantidad de actividades a realizar, así como determinar de antemano la mejor forma de afrontarlas.

Control: estas estrategias permiten verificar, rectificar y revisar las estrategias cognitivas empleadas, mientras se están llevando a cabo.


Evaluación: antes de terminar la tarea y al finalizarla del todo, aplicar estrategias de metacognición permite determinar si la actividad fue hecha adecuadamente y permite una retroalimentación personal.